Novela El alma de Moira

Después de aquella demostración de doma, ambos pararon donde me encontraba, yo estaba disfrutando como una niña, sonriendo sin parar y aplaudiendo la destreza de aquel experimentado jinete que seguía subido en los lomos de aquel semental, llamado Sagarmatha, nombre originario del monte que conocemos como Everest, que significa “la frente del cielo”, el cual se acercó a la valla donde me encontraba y Djaval se inclinó hacia mí y extendió su brazo, no me lo pensé dos veces y sin saber cómo, me encontraba subida a lomos del precioso semental, agarrada a sus crines, con los brazos de aquel desconocido rodeándome, comenzamos a galopar y, una sensación de libertad me embargó, de pronto sin darme cuenta habían desaparecido todas las preocupaciones que atormentaban mi mente, cerré los ojos e inspiré, me penetró el olor que desprendía Djaval, el cual hacia que mi mente se nublara de nuevo.

Caballo en negro

Novela El alma de Moira

Accedí por una cancela de color rojo y, de pronto, traspasé a otro mundo, me quedé abrumada de la gran belleza de un ejemplar cuyo pelaje rojizo brillaba al unísono con los rayos del sol, cada tranco que daba al galopar hacia que sus crines ondearan con la tenue brisa, iba acercándome hacia él, como si sus ovalados ojos negros me atrajeran sin remedio hacia su piel, me apoye en la valla, y no tardo en percatarse de mi presencia, pensé que seguiría galopando airoso, pero, de pronto, frenó en seco, sus patas golpearon el suelo creando una nube de polvo y arena, dio un inesperado giro y comenzó a caminar hacia mí hasta que pude verme reflejada en sus pupilas, a pesar de que estaba sudando y probablemente me estuviera temblando la mano, la alcé para tocarle, su piel estaba caliente, le aparte el flequillo de su cara y continúe acariciando a aquel animal, no recordaba a ver visto nada tan bello.

Recordad que pronto será el día del libro.

http://diainternacionaldelibro2021.wordpress.com

Novela

El alma de Moira

Me levanté temblorosa, empapada en el sudor frío que envuelve mi cuerpo, aún noto mi respiración acelerada. ¡Me encontraba tan sola! Me levanto con cautela, aún sigo en tensión, la horrible pesadilla que me atormenta cada noche está retenida en mis pupilas como si el monstruo que en ellas habita siguiera acechándome, no puedo apartar el miedo que siento, cada día me cuesta más levantarme, cada día me cuesta más vivir.

Los sueños siempre se cumplen, si no puedes en esta vida inténtalo en la siguiente, tienes toda la eternidad…

Día internacional del libro.

Por el día internacional del libro pongo a disposición de todos los que queráis un espacio para fomentar la lectura, pudiendo publicar vuestros libros para su venta. Poneros en contacto y los incluiré.

Podéis ver el blog en:

diainternacionaldelibro2021.wordpress.com

Día Internacional del libro 2021

Novela El alma de Moira

Nos encontrábamos ya en tierra India, había conectado muy bien con John, cuando Andrea se quedó dormida después de comer me confesó que iban a ver a su mujer Casandra que estaba trabajando en Bombay, a Andrea le habían diagnosticado una terrible enfermedad y su madre estaba haciendo lo posible por recaudar fondos para ella, dijo John desmoronándose mientras me relataba su triste historia, tan solo pude darle un abrazo mientras intentaba disimular la lágrima que caía por mi mejilla, es tan pequeña, pensé. Después de escuchar las palabras de John, se me había revuelto el estómago, no podía imaginar ni por un segundo lo que sentirían aquellos destrozados padres, pero por supuesto intentaría ayudarles en lo que pudiera, le di mi número de teléfono por si algún día quería llamarme, aunque supuse que no lo haría.

Vrindavan Mathura

Novela el alma de Moira.

Era otra de esas noches en las que me encontraba sumida en la vergüenza y la desolación, sumida en un mar de lágrimas, en el que cada vez ahondaba más y más profundo, y cada vez me costaba más y más respirar, así que alargué la mano y saqué de mi cajón una caja de pastillas de la muerte, como las llamaba yo, que me dejaban atrapada en una realidad paralela, en un sueño muy profundo que subsiste entre la vida y la muerte, un limbo en el que descanso cuando la ansiedad me oprime el pecho tan fuerte que me gustaría caer, caer y caer hasta dejar de sufrir.

Novela El alma de Moira.

It was another of those nights in which I was mired in shame and desolation, mired in a sea of tears, in which I deepened and deepened, and it became more and more difficult to breathe, so I lengthened the hand and took out of my drawer a box of death pills, as I called them, which left me trapped in a parallel reality, in a very deep sleep that subsists between life and death, a limbo in which I rest when the Anxiety oppresses my chest so hard that I would like to fall, fall and fall until I stop suffering.

El alma de Moira

C’était une autre de ces nuits où j’étais embourbé dans la honte et la désolation, embourbé dans une mer de larmes, dans lequel je me suis approfondi et approfondi, et il est devenu de plus en plus difficile de respirer, alors j’ai allongé la main et j’ai sorti de mon tiroir une boîte de pilules mortelles, comme je les appelais, qui me laissait piégée dans une réalité parallèle, dans un sommeil très profond qui subsiste entre la vie et la mort, une limbe dans laquelle je me repose quand l’Anxiété opprime si fort ma poitrine que J’aimerais tomber, tomber et tomber jusqu’à ce que j’arrête de souffrir.

Novela El alma de Moira

El alma de Moira

Estaba en un angosto paraje, no podía distinguir las formas que me rodeaban, había una gélida neblina que no me dejaba ver más allá de mis pies, cuando vi en la lejanía, a pesar de la niebla, un destello fugaz, un rayo cuya luz descendía veloz sobre el horizonte hasta que se extinguió fugazmente y, de repente, escuche un leve golpeteo que se convirtió en un fuerte y sonoro estruendo, pero….no sentí miedo. Me acerqué hacia dónde provenía el ruido, la niebla comenzó a disiparse lentamente y poco a poco mis ojos contemplaron una gran manada de yeguas encabezada por un gran semental cuyo pelaje castaño brillaba con el cálido resplandor del sol, haciendo su pelaje rojizo como el fuego. La niebla se extinguió por completo dejando el sol desnudo ante mis ojos, cuyo esplendor se magnificaba en el acantilado que resurgía ante mis ojos dejándome atónita.

La vida es una obra teatral que no importa cuánto haya durado, sino lo bien que haya sido representada. Séneca

NovelaEl alma de moira

Ese lugar rebosaba paz, ese silencio tan solo me recordó que podía buscarme a mí misma y entender que en mi corazón, a pesar de que llevara mucho tiempo creyendo lo contrario, había algo de esperanza. Llevaba muchos días en una ciudad bulliciosa que no frenaba su ritmo, incluso en las noches añoraba el silencio, siempre había algo que perturbaba mi sueño, en aquel silencioso lugar, casi podía escuchar los latidos de mi corazón.

Paz

Novela El alma de Moira.

Sabía que volvería, en este lugar todo era distinto, daba cabida a lo bueno y a lo malo, podía recapacitar, meditar sobre todas las cosas que me ocurrían e intentar solucionarlas, poseía un halo de espiritualidad, que no había sentido nunca, me sentí renovada y con un poco más de fuerza para volver a la realidad.

A todos amigos y amigas del Blog feliz primavera, con un buen libro mejor.

El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona.

Aristóteles.

NovelaEl alma de Moira

Estaba tranquila en mi desordenada habitación, no estaba sudada, me sentía bien, relajada y, algo que pasados los minutos no me podía creer, tenía una sonrisa bobalicona en la cara, ¿Será eso la felicidad? ¿Podría serlo? Volví a repetirlo para mis adentros. Ya no recordaba una sensación así, hacía semanas que no me encontraba tan bien, hacía semanas que no dejaba de tener pesadillas noche tras noche, pero eso me daba igual, porque en ese mismo instante estaba rebosante de felicidad.

Que sencilla es la felicidad
Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora